jueves, 24 de enero de 2008

04. PEQUEÑO GRAN DRAMA INFANTIL

La inevitable simpatía que los niños experimentan hacia los cachorros y animales pequeños es una seña clara de su inocencia y pureza de espíritu, y en ocasiones el origen de un conmovedor suceso. Una tragedia mínima en el escenario global de nuestras cuestionables prioridades, pero enorme en la delicada escala de la percepción y sentimiento infantil.

Era predecible que la pequeña bola de pelos que sorpresivamente apareció en el vecindario, producto de la irresponsabilidad de quienes ignoran el concepto de tenencia responsable de macotas, llamara prontamente la atención de los niños del sector, quienes encontraron en el pequeño gatito abandonado el destino natural para sus impulsos afectivos. Lo acogieron con cariño y comprometieron su corazón con el animalito, en el particular y sincero vínculo que sólo se da entre niños y animales.

Ajeno a los mimos y alegrías infantiles, otro producto de la misma irresponsabilidad humana, un enorme perro negro, callejero, víctima de quizás cuantos años de maltratos y mal vivir, reflejados en un carácter agresivo y un muñón atrofiado de lo que en otros tiempos fue una de sus patas traseras, deambulaba como una sombra huraña, con la altanería prepotente de saberse un triunfador en la lucha por la supervivencia en las calles.

Perros y gatos no se llevan, eso es sabido incluso por los niños, aún así, es entendible su pavor al ser testigos directos de como el enorme perro cojo, atendiendo a una furia desproporcionada, incubada y acrecentada durante su penoso vivir, embiste feroz y sorpresivamente sobre la indefensa cría de gato. Gruñidos roncos, dentelladas certeras, griterío y pánico infantil constituyeron el escenario donde transcurrió el último instante de la vida del popular gatito.

Angustia, pena e impotencia se arraigaron en los chicos, particularmente en una niña, que llorando dolorosamente volvió a su casa buscando un consuelo que aliviara su sufrimiento. Recordarle lo que ella sabía, lo que tantas veces había visto en el Animal Planet, cuando el depredador ataca a su presa, mencionarle que es una conducta normal en la naturaleza, que los animalitos tienen que matar para comer y todas esas ocurrencias del momento, no pasaron de ser un argumento inútil, que no logró aliviar su angustia ni evitar las posteriores pesadillas nocturnas.

Argumento inútil y además falso. Los perros y los gatos son animales domésticos, justamente lo opuesto a animales salvajes, destinados a la compañía del hombre y no a vivir libremente en la naturaleza. Por su parte, las calles y la ciudad, tampoco son un ecosistema natural. Así, la existencia indiscriminada de animales callejeros es un problema social, ajeno a la ecología y a la naturaleza. Es una plaga que involucra riesgos potenciales y reales para la salud pública y que se deriva exclusivamente de la falta de cultura ciudadana en la mantención de mascotas.

No es el perro negro el culpable del drama, es una víctima más de la inconciencia humana, igual que el gato y los apenados niños que sufrieron con su muerte.

4 comentarios:

Jaime Ceresa® dijo...

Hasta que te salió un buen artículo Sparrow..ajajajjajaja

En serio, el tema de la tenencia de animales no es menor, porque más allá de la escena que describiste, de la pena de los niños, etc., está el sufrimiento de dos animales (sí, sufren), que es evidente que no se merecen.

Cuídate.-

Federico dijo...

¿Y no que no sabías escribir ni tenías tema?

Si me permites considero que tienes muy buena y cuidada redacción, algo no muy común dentro de la comunidad bloguera a la que deseas pertenecer. Además tratas muy bien el tema que cuando se escribe bien revela toda su trascendencia.

Yo creo que tenemos competencia "escritural literaria" de la buena y además en desarrollo, lo que para mí es excelente. Y digo en desarrollo no porque considere o descubra alguna falencia en tus textos (no las encuentro), si no porque obviamente aun no desarrollas para la Internet lo que seguramente manejas muy bien en papel y lápiz.

Ya sabes, "te estamos leyendo" :)

Suerte.

helado con crema!! dijo...

pff lo del perro paso hace tiempo ni la lo se acuerda!

te qerio!!

SPARROW dijo...

Agradezco los comentarios, resultan muy alentadores.

Saludos,